Cuatro Semanas



Siempre que el sol me da de frente, cierro los ojos, sonrío y traigo a mi mente todo lo que me hace feliz; se lo platiqué a René un día que íbamos caminando por las calles de Paris. Hoy, desperté en mi cama, con mi camisón predilecto y mi sweater oversized que tanto amo… me levanté de mi lado derecho, como siempre, en la cama que he tenido por los últimos nueve años. Caminé descalza, hacia la cocina mientras mis perros me seguían y me daban besos en los pies (me extrañaron tanto como yo a ellos) prendí la máquina de café para comenzar mi rutina como un sábado cualquiera: leer mi columna en el periódico El Universal, ojear las noticias, y desayunar las delicias que me prepara Mari… en las persianas de la ventana de la cocina, se cuelan algunos rayos de sol, me paré de frente a ellos, cerré los ojos y sonreí; de la misma manera que sonreí hace un par de días mientras caminaba con Rene, Aldo y José por el barrio en donde nos alojamos en Paris ¡Estoy tan feliz por estar de vuelta! me causa mucha ilusión estar con mi familia, reencontrarme con mis amigos, regresar a mi cotidianidad, a la locura de la ciudad de México, a grabar mi programa de tele Mercado Central, a la oficina con todo mi equipo: a mi vida, a mis placeres sencillos. Después de un mes de viajar y trabajar como una loca... estoy en México. Fueron cuatro semanas súper intensas, esa vida errante que amo y odio al mismo tiempo. Cuatro semanas de moda, de desfiles, showrooms y entrevistas, de estar rodeada de personajes maravillosos y sumamente talentosos, de absorber todo como una esponja: de correr, pero también de disfrutar y abrir el panorama; llego con nuevas ideas en mi cabeza y el corazón lleno de dicha. Siempre me pongo un poco nostálgica y reflexiva después de Fashion Week, supongo que es por el cúmulo de emociones. 

Este fashion month lo viví de manera distinta, estoy consciente y se perciben casi de manera tangible todos los cambios que hay en la industria. Una industria, que se siente indecisa ante el vertiginoso revuelo de las redes sociales ¡vaya que han cambiado las cosas! Apenas ayer cubría Nueva York por primera vez, fue hace cinco años y hoy, sentí la diferencia de aquel entonces: se vienen tiempos con aires frescos y distintos formatos. Ya nada es igual, todo ha cambiado: la forma en la que las marcas presentan, las colecciones por sí mismas, la manera de comunicar, la manera de consumir, los directores creativos, los estereotipos, el streetstyle, todo es algo nuevo, totalmente distinto pareciera que lo viviese por primera vez, se vence un ciclo y comienza otro ¡Es emocionante! Días antes de salir hacia Nueva York, me prometí algo a mi misma: que esta vez lo disfrutaría. No es que no lo hiciera en temporadas pasadas, no me mal interpreten, pero quise estar más relajada, sin tanta presión, estar en donde quería estar, ver lo que me interesaba, hablar con las personas, darle su tiempo a cada cosa y darme un tiempo a mí, para comunicar de otra manera, más desde el corazón que desde la inmediatez. La compañía ciertamente fue lo que también hizo la diferencia, las noches de desvelo, escribiendo y editando no son las mismas si entre líneas hay risas y buena compañía. Rene, Aldo y José hicieron este Fashion Month mil veces más divertido, tantos momentos tan simpáticos y únicos, también tantos instantes de extremo cansancio y desesperación en donde nos dimos apoyo moral mutuo, especial es el término para lo que vivimos estas semanas; tres hombres sumamente talentosos, de gran espíritu, bondadosos, trabajadores, y nobles, dispuestos también, a compartir su pasión por las razones adecuadas, y desde donde realmente importa: el corazón. En temporadas pasadas vivía estresada 24/7, sin comer, corriendo de un lado a otro, llorando si se iba el wifi o si mi teléfono colapsaba, tratando de subir la foto en el minuto uno, siempre acelerada ¿pero saben qué? después de diez temporadas y de tantos cambios me quedo más claro que nunca: hoy en donde todo es inmediato, en donde en un parpadeo, en un click y en un scroll tenemos el mundo a nuestro alcance, el contenido y la sustancia es lo que adquiere relevancia. De qué sirve estar en la primera fila de un show si no puedes emitir una opinión valiosa sobre lo que desfila frente a ti, de que sirve estar si realmente no estas por las razones correctas, subir una foto a Instagram no te valida, si no puedes apreciar las pequeñas cosas, si no valoras la experiencia, si no puedes formular una idea propia que aporte valor, simplemente, no tiene sentido. 

En estas cuatro semanas, reflexioné sobre muchos temas: en una semana cumplo años y aunque ciertamente no estoy haciendo nada de lo que pensé que haría hace diez años me siento plena y feliz. Mi vida no es como imaginé que sería, hace diez años absolutamente todo mi futuro era totalmente opuesto a el presente que estoy viviendo. Me doy cuenta que las reglas las escribes tu misma, que no existe la vida correcta e incorrecta todo depende de ti, de lo que tu quieras y de ser fiel a ti misma. Está bien, tomar las decisiones que crees que te llevaran hacia tus metas, está bien cometer errores y asumirlos, está bien celebrar los aciertos. Está bien no seguir las reglas, escribir y definir las propias. Está bien no querer ser perfecta, ni vivir la vida ideal, está bien no querer lo que todos quieren, pero también está bien quererlo. Habrá quien lo entienda y quien no, y también está bien: el punto es ser feliz en el camino y divertirse. Soy una mujer afortunada, estoy rodeada de gente maravillosa que me hace sonreír todos los días, ustedes saben quienes son, las y los que han estado siempre, que me han comprendido, escuchado y sobre todo que jamás me han juzgado, y que al contrario, me han acompañado en mis derrotas y me han abrazado en mis alegrías. Comienzo un nuevo año más feliz que nunca, no sé qué va a ser de mi vida en los próximos meses, se vienen muchos cambios, pero ¿saben qué? también está bien: un poco de incertidumbre no le hace mal a nadie, al contrario me invita a hacer cosas nuevas y a reinventarme. Gracias a todos que han sido parte de mi aventura.

Con cariño,

Gina 

1 comment:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...