Perfectamente Imperfecta



Siento que había abandonado esta sección un poco ¡hola! tenía varias semanas que no les compartía un texto, pero les juro que no fue por gusto sino que ¡he tenido mil trabajo! no saben, digo, no me quejo... amo, pero la verdad si han sido semanas súper pesadas. 

De hecho vienen dos noticiones fuertes referentes a proyectos nuevos en High On Fashion -obvio-, uno se los revelaré a finales de esta semana ¡PUM! y otro en unos dos meses ¡Estoy súper emocionada ya les quiero contar! Así que como les decía amigos, los últimos meses han estado heavy y la vida no me da para sentarme a escribir como me gustaría... es una pena, porque lo disfruto mucho, pero bueno, aquí estoy. 

En fin, estas semanas -aunque he andado en friega- han sido de mucha reflexión. El fin pasado de verdad estaba exhausta, osea de que no podía ni mover el dedo chiquito del pie, me sentía literal muerta... creo que dormí como 20 horas seguidas, no podía parar, hasta que me vi en el espejo y parecía sapo, pero mi cuerpo lo necesitaba o iba a colapsar, traía un cansancio acumulado terrible, me veía fatal con unas bolsas en los ojos en un bonito tono verde/morado divinas, no saben... sentirme así me hizo pensar dos cosas: A ver, amo mi trabajo de verdad, lo amo con todo mi corazón, pero creo (bueno no creo, estoy segura) que a veces abuso un millón, abuso de mi cuerpo y de mi mente; me cuesta trabajo decir que no, o desconectarme pero es necesario, por mí, por mi salud 
-mental y física- y segunda ¡No estoy sola! platicando con muchas de mis amigas más cercanas mientras me quejaba mil de lo cansada que estaba, me di cuenta que ellas también están así... en distintos ámbitos, pero todas trabajan mucho, además, algunas ya son mamás y otras están casadas, así que todavía ‘más pior’ total que siento que es un ‘mal generacional’ de nosotras, las mujeres. Aparentemente, después de mi arduo estudio ¡jajaja! me doy cuenta que nuestra generación tiene esa ‘carga extra’ de ser ‘súper mujeres’ y tenerlo todo ya saben: el trabajo de sus sueños, la casa perfecta, el novio/esposo ideal, hijos carismáticos, bien portados y educados, cuerpo de atleta, piel de virgen inmaculada... seguido de una cuenta de Instagram con puras fotos hermosas,  además ¡siempre sonriente y de buen humor!  ¿es neta? ESO NO EXISTE. Oigan, no es por mala onda, ni por pesimista o terrorista, pero nadie, neta NADIE es así en la vida real y miren que he tenido la fortuna de trabajar, conocer y convivir con muchas mujeres maravillosas, talentosas, estúpidamente guapas desde actrices y empresarias hasta top models y abogadas carbo famosas, y les juro que NADIE tiene la vida perfecta, ni el cuerpo perfecto, ni nada es perfecto y todas ¡TODAS! (Si, hasta Karlie Kloss y Joan Smalls) nos quejamos de lo mismo... recuerden Instagram’s vemos corazones no sabemos. 

Total, que dada esta situación tan compleja, decidí escribir este texto liberador, porque yo como todas las mujeres del mundo mundial, sufro de esas presiones que nosotras mismas -y la sociedad- nos creamos en nuestra cabeza, yo también soy víctima de los estereotipos, yo también juzgo y  me juzgo... lo escribí para mi, pero creo que es bueno compartirlo con ustedes para decirles ¡no están solas! Todas en algún punto nos sentimos así y hay que trabajar a diario en nosotras mismas, aceptar nuestros días malos, evolucionar, inspirarnos las unas a las otras y estar conscientes de que somos únicas y -aunque suene a comercial de shampoo- eso nos hace especiales y maravillosas. Aquí está, desde el fondo de mi corazón, hagan el suyo, les juro les va a ayudar a sentirse más plenas y satisfechas. 

Con cariño,


Gina 

Si estás buscando una mujer perfecta, yo no lo soy
y lo digo con orgullo, creo que eso me hace especial
Tengo estrías en las pompas y bolsas en los ojos
hace unos meses recibí con espanto y terror mi primer cana
Me levanto con pelos de muppet y de malas, comper.
Odio mi cicatriz de varicela de la ceja izquierda y mis cejas disparejas
No mido 1.70, ni soy güera de ojos azules, y mis medidas no son 90 x 60 x 90
Tengo papada
Me gustaría tener menos boobs, que mi cintura fuera más chica y tener un poco más de cadera
Me gustaría que me nariz fuera afilada y haber heredado los ojos claros de mi papá
Me gustaría ser más alta, también que mis hormonas cooperaran un poco más y no tener esos arranques de mal humor una vez al mes, seguidos por esa necesidad abrumadora de ingerir cuanto producto chocolatoso se atraviese por mi camino, aunque esté pegado a una pared. Diario le pido a Dios que ilumine a alguien para que invente una receta y que lo rico no engorde. 

¿Pero sabes qué? 

Si fuera así, si cambiara todo lo que no me gusta de mí que no es un área de oportunidad, entonces, no sería yo, y yo me caigo bien y me gusto, así como estoy, rarita y todo.
Me da gusto convivir conmigo, y me siento orgullosa de no ser perfecta como de revista, abrazo mis defectos y trabajo en lo que me hará mejor como persona. 
Me encanta reírme sola de mis propios chistes aunque parezca idiota en la calle, me encanta el ronquido que hago cuando me río muy fuerte, que además no puedo evitar, aunque quisiera. 
Pongo todo mi espíritu en mis proyectos, amo con fuerza aunque eso implique que me rompan el corazón. 
Soy intensa, perfeccionista y obsesiva- compulsiva ¡y lo disfruto! excepto cuando no puedo dormir porque un cajón está abierto. 
Mi mente trabaja al 1000% el 90% del tiempo, menos cuando duermo, podría dormir hasta parada en cualquier circunstancia, incluidas turbulencias, tormentas eléctricas y temblores -been there-
Cuando me pongo nerviosa enchueco la boca y me toco el pelo 
Soy ansiosa, meticulosa y detallista... Imprudente todo el tiempo y honesta 
Me cuesta decir que no y amo ver a mis seres queridos sonreír
Amo el pozole y los tacos de lengua, tomar refresco de la botella y las papas de carrito
No me interesa tener una vida perfecta, ni la casa perfecta... me gusta mi caos
Jamás seré ama de casa y odio cocinar (además se me quema el agua)
No sé si quiero tener hijos, no me veo ahí, no sé si sería buena madre me asusta la idea de no serlo 
Amo mi trabajo 
Amo los tatuajes, tengo seis
Me gustan las cumbias y bailar pegadito 
A veces quiero correr y mandar todo a la fregada, luego se me pasa y la normalidad me invade, me acuerdo porqué empecé y todo tiene sentido nuevamente
Debo aprender a descansar y a liberar mi mente, debo aprender a decir que no. 
Me considero una mujer determinada, siempre he sabido lo que quiero lograr y quien soy
Soy perfectamente imperfecta 

3 comments:

  1. Hermoso Gina! Gracias, muchas gracias por compartir..
    Cada una tenemos nuestros logros, y sí, es mal generacional.. pero es un mal que amamos.
    No nos queremos quedar con las ganas de nada!

    ReplyDelete
  2. ¡Qué gusto da leer entradas de gente que sí sabe escribir! =D

    ReplyDelete
  3. Nice share. I think your http://123essay.org/essaydune-com-review/ website should come up much higher in the search results than where it is showing up right now….

    ReplyDelete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...